lunes, 1 de abril de 2013

Mentre qui, manchi tu.

Sí, aveces me da por "stalkearte", ver que sigues saliendo muy bien en las fotos aunque lleves la ropa puesta y que sigues sabiendo mojar en mi lo que debe ser mojado aún a 9000 km de distancia, mientras mi cabeza se esfuerza por complacer a mi corazón en algo tan estúpido como tener sexo virtual. No te preocupes, no todo gira en torno a ti, siempre hay muchos más. a mi mente nunca le ha gustado la  monotonía, ni la esclavitud. también sigo pensando en él, ese que me despidió hace más de 7 meses y que ahora seguramente la madurez ha hecho más guapo. En quien ya no pienso es en ese que se llevó mi corazón a cambio de acomodar mi cabeza donde debía ser puesta, ese que me hacía reír con solo decir hola o aparcar mal su auto frente a mi casa mientras me presumía ser el mejor conductor. 

Tengo 23 años (la edad del descaro) y la poca preocupación se va acercando a su final al pensar en el salario del mes o la renta para seguir teniendo internet o TV en HBO. pero yo no soy de esas, nunca he sabido fingir ser feliz cuando en realidad no lo soy. por que me pasa algo raro, me sale agua salada de los ojos, me duele el estómago, se me quita el aire y algo transparente que algunos llaman 'alma' trata de salir gritando a mitad de la noche aunque duerma con la boca tapada por mis piernas en pose fetal.
Estudié teatro por varios años, pero sé que nunca lograré ser buena actriz, cuando se trata de hablar con personas que valen la pena, de cosas que valen la pena, como la vida, por ejemplo, como los hombres, por ejemplo o como mis miedos y esperanzas, como ejemplo final.

Escribo escuchando tu canción, esa en tu horrible idioma italiano, que desearía escucharte parlar pegado a mi cuello y en medio de mi culo y las piernas. La he escuchado por novena vez en 15 minutos. si mal no he hecho las cuentas,entonces por más de 1000 veces en éste mes que me faltas. No me gusta ser exagerada, por tanto, la escucharé 15 mil veces más y después dejaré de pensar en tí. así de fácil. Podré presumir que sé italiano y me ayudará a conquistar a algún otro ingenuo ragazzoHoy aprendí que la fortaleza son esos puntos extra que se te dan cuando aceptas ser débil, como si la vida fuera un videojuego, y te armas de valor para pasar al siguiente nivel, en busca de la principessa en la torre o del tesoro guardado misteriosamente a mitad del bosque, o quizá realmente no buscas nada, más que pasar un buen rato, la opción que considero mejor.

La siguiente nota, está dedicada para ese que aún no conozco.
Ahora que estás en donde quiera que estés (de preferencia en el Mundo, con un par de ojos café, un buen cuerpo, cabello castaño, cejas amplias, soltero, más alto que yo y a saber que no soy superficial, que te guste la buena conversación, leer, el cine, el teatro, similares y en ti haya un buen corazón) espero encontrar lo que estoy buscando, mirarte y saber que ya no estaré sola jamás, que el alma nos dolerá lo necesario de vez en cuando pero siempre para hacernos crecer y sentir que estamos vivos. Nunca me ha gustado cocinar ni esconder lo que siento, entonces ten por seguro que el día que te mire, te invitaré a tomar un expresso o un jugo de naranja, mis dos bebidas favoritas, probablemente iniciaré la conversación hablando del clima y de cuánto me gustan los días soleados y vivir junto al mar, después haré alguna estupidez, esas que me salen tan bien, como escupir el jugo mientras hablo o contar un mal chiste, pero sabré que eres el indicado cuando sin importar eso logre hacerte reir, cuando sin importar que mi brillante día soleado sea desplazado por la lluvia y a diferencia del resto, no te interese refugiarte bajo un techo y huír de las gotas que el cielo nos brinda. La lluvia pasará y no me iré, no habrá necesidad de inventar excusas, ni mirar el reloj. Me encantará escuchar tus historias y poder compartir mis sueños, no lo sé, pero tengo la impresión de que tu acento me parecerá gracioso, especialmente cuando no pronuncias la "s" al final de ciertas palabras, nos daremos cuenta que no vivimos tan lejos el uno del otro y que la tienda de pan de la esquina también es tu favorita. 

Soy obsesiva y soñadora, muchos dicen que es una mala combinación, de esas que crean problemas gástricos y dolor de cabeza, pero a la vida le gusto por que sé que a ella le gusta gustarme y hacer realidad mis historias, como a una niña a la que le dan un caramelo si se ha portado bien en la clase.

2 metieron mano:

Mirella Ausejo

Todas queremos ser esa niña que espera ese caramelo c/ cara de buena; pero el encanto tb esta en tomar el caramelo de sorpresa y poner cara de "yo no fui". Mil abzs!

Gabrielli

"Tardé en aprender a olvidarla 19 días y 500 noches" canta el viejo Joaquín, y no está tan mal.

ASTURILEANDO  © Blogger template por Emporium Digital 2008

Voltar para o TOPO